miércoles, 31 de enero de 2018

LOS DOLOROSOS COSTOS DE LA UNIFICACIÓN MONETARIA

La situación financiera del país es crítica

Martes, enero 30, 2018 | Martha Beatriz Roque Cabello 

La dualidad monetaria sigue sin resolverse (foto tomada de internet)


LA HABANA, Cuba.- Cada vez se le hace más difícil al régimen disciplinar a la sociedad, porque a medida que pasa el tiempo el desgarramiento del tejido social crece, y hace que aumente el descontento por las políticas establecidas. Ejemplos hay muchos, pero uno es el que más resalta: el sistema cambiario, producto de la doble moneda. Es tan agobiante para todos que la dictadura se ha visto en la necesidad de reconocerlo y eso dice mucho del impacto que tiene en la sociedad y hasta en el propio control del régimen.


Desde que Raúl Castro tomó el poder en el año 2006, comenzó a hablar de la necesidad de unificar las monedas; pero ya el proceso de actualización del modelo económico y social tiene casi diez años, sin haber podido obtener resultado alguno. Aunque para la propaganda política “La Piedra”, léase Fidel Castro, es el autor intelectual de todos los “logros” del país, nunca se ha mencionado que también lo fue de la creación de un valor monetario paralelo al dólar, lo que implica que esta “desgracia” económica es su responsabilidad.


Han sido muchas las expectativas que se han creado con diferentes anuncios, en algunos casos incluso usando economistas del régimen que supuestamente se manifiestan abiertos sobre los problemas que tiene el país. Esto ha dado lugar a que algunas personas, nacionales y extranjeras, hayan pensado en momentos determinados que era cuestión de días la solución del dilema. Sin embargo, el propio “zar de la economía”, Marino Murillo, jefe de la Comisión de Desarrollo e Implementación, reconoció en la pasada Asamblea Nacional del Poder Popular que la complejidad de las “transformaciones” económicas que se previeron en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, ha sido mayor que la esperada.


En el país existen múltiples tasas de cambio. El propio régimen tiene una para comprar CUC (peso convertible) y una para venderlo; pero también los particulares hacen de lo suyo: algunos choferes de almendrones aceptan el CUC a 23 pesos moneda nacional (CUP). De esa misma forma sucede en los agromercados y otros lugares no oficiales en los que hay acceso a la doble moneda. Por otra parte, la moneda fraccionaria tiene también su propia regulación callejera, producto de que en un tiempo las CADECAS (Casas de Cambio) no la recibían. Una moneda de 50 centavos de CUC, tiene un valor de 10 CUP, 25 centavos son cinco pesos moneda nacional; 10 y 5 centavos son dos y un peso, de forma respectiva.


Las empresas estatales contabilizan el CUC uno por uno, lo que implica que los controles contables están enviciados por las dos monedas. Incluso en ocasiones se ha hablado de una alternativa monetaria a la que denominan CL y que al parecer se usa en algunas operaciones con países “distinguidos” por la “Revolución”.


Como bien se conoce, los registros contables en el país están divididos en confiables y no confiables, a lo que habría que añadir que algunas empresas tienen que hacer conversiones para contabilizar y mezclan en sus asientos los dos tipos de moneda. Todo eso hace bien difícil medir los riesgos de cualquier inversión, por lo que se podrán proponer muchas carteras de inversiones, pero mientras no se solucione este problema y por ende, todas las distorsiones que conlleva, va a ser muy difícil atraer capitales.


Pero si de cambio se trata, el gravamen del 10% que le ponen al dólar (otra invención del fallecido Comandante en Jefe) es algo que le hace mucho daño a la economía del país. Si usted da a cambiar 100 dólares, le aplicarán una tasa de cambio del 97,25%, después de haberle deducido el gravamen, lo que implica que un dólar está devaluado a 0.87525 centavos de CUC.


Claro, también hay una tasa de cambio en la bolsa negra, que fluctúa desde los 92 centavos de CUC por dólar hasta los 95 y que se practica, con total impunidad, por compradores delante de las propias CADECAS. Eso sí, casi nunca cambian menos de 100 dólares. Como se conoce lo represivo que es el régimen, esta ilegalidad, practicada sin ningún impedimento, permite pensar: “la opción de autonomía comercial está manipulada por el propio Estado”.


Una consecuencia que ha estado afectando a la gerontocracia es la posibilidad que tienen los particulares de ofrecer mejores salarios, lo que hace que algunos técnicos e incluso dirigentes, se muevan a esta nueva alternativa de la economía, pues ven con desconfianza las posibilidades de su continuidad; pero en la mayoría de los casos los pagos que realizan los privados son tres y cuatro veces superiores al Estado. Como es natural, esto presiona a la alta nomenclatura a solucionar la dualidad monetaria, porque sienten el impacto en algunos sectores que son para ellos “priorizados”.


Hasta el propio General-Presidente ha reconocido que la unificación monetaria y cambiaria ha demorado demasiado; eso es igual a decir que Marino Murillo está bañándose en “aguas bien calientes”. Al propio Raúl Castro le hubiera gustado dejar el poder en los Consejos de Estado y de Ministros con este problema solucionado. Pero no por ello los que tienen a su cargo el embrollo que representa dar este paso han sido tan prudentes y han diferido el cambio una y otra vez; saben muy bien que las consecuencias políticas que esto traerá no serán fáciles de asimilar y mucho menos en estos momentos en que la situación financiera del país es crítica. No obstante, están obligados a hacerlo.


Teniendo en cuenta los dolorosos costos que producirá la unificación monetaria en la población e inclusive en las propias empresas estatales, se está ante la difícil disyuntiva de cómo van a sortearlos y, por otro lado, no hacerlo también tiene un alto precio para la dictadura y la sociedad, precio que se viene pagando desde la crisis inflacionaria de los años 90.






jueves, 18 de enero de 2018

ILEGAL PROCEDER DE ETECSA

Por: Jorge Bello Domínguez

Teléfono: 53353648


Aun cuando se hace énfasis -en los oficiales medios de comunicación- respecto al adecuado uso de la cédula de identificación de cada ciudadano (conocida como carné de identidad), diversas empresas y entidades estatales continúan infringiendo ese proceder, en particular, en este caso es lo que viene aconteciendo en la oficina comercial del emporio estatal de las telecomunicaciones en un municipio de la experimental provincia Artemisa.

Además de lo irracional y absurdo en el proceder de los funcionarios de la empresa de telecomunicaciones, se muestra como el Estado y sus instituciones violan de forma sistemática los derechos ciudadanos en su afán de controlar a los cubanos. La anécdota que comparto, se relaciona con una situación acontecida el pasado 13 de enero del actual año, al presentarme en la dependencia comercial de la gubernamental ‘‘Empresa de las Telecomunicaciones de Cuba’’ (ETECSA) de Güira de Melena, para adquirir en esa filial una tarjeta de servicio temporal de una hora de navegación a internet, las cuales se comercializan a un precio de 1 cuc o su equivalente 25 pesos cubanos (cup).

La historia comienza después de una espera de más de cuarenta minutos para poder acceder al local, a pesar de haber pocas personas haciendo la cola, fui atendido por una funcionaria de esa institución, de forma inmediata solicité una de estas fichas codificadas; pero, para mí asombro, debía entregar mi cedula de identidad personal, de lo contrario les estaba prohibido -según manifestó la empleada- realizar la transacción.


Conociendo los derechos ciudadanos (aunque en realidad, poco se respetan) comuniqué de inmediato la negativa de entregar mi identificación para esta operación de venta. Le hice saber que no estaba en presencia de un agente del Misterio del Interior o algún representante judicial facultado al efecto y solo solicitaba comprar una tarjeta que no requería de ese proceder. No estaba tratando de abrir ningún servicio de cuenta Nauta, ni una línea telefónica móvil; trámites que sí requieren de ese proceso, por llevar plasmado en el contrato los datos personales del usuario.

La funcionaria reaccionó molesta e irritada, argumentando en tono desagradable que esa era la política aplicada por ETCSA y de no entregar mi identificación no podrían venderme la tarjeta.

Enfadado con esta ejecutiva número 57 de nombre Mariela Lugo, desatamos una acalorada discusión en la que intervino el gerente de la dependencia. Este señor me conoce y sabe también que soy un comunicador, además otras personas que se encontraban allí comenzaron a sumarse a mi reclamo; entonces prefirió venderme la tarjeta sin la presencia del ‘‘bendito’’ carnet de identidad.


Para colmo, el vale de venta no tiene plasmado ningún dato de la cédula identificativa, pero sí tenía errores entre la denominación del billete entregado y el cambio devuelto, cosa que le hice saber de inmediato a la ineficaz ejecutiva.

Este no es el único servicio donde ocurren estas violaciones, se podría recordar que un tiempo atrás, esta práctica se volvió cotidiana en los guarda-bolsos de los centros comerciales (un invento criollo), en los cuales se le exigía a la ciudadanía de manera obligatoria entregar el carnet para poder acceder al servicio; lo cual fue abolido por las quejas y molestias que esto trajo al pueblo


ETECSA tiene acumulado en su haber múltiples quejas, incluso en la prensa oficial y en las redes sociales. En particular con los opositores, por su adhesión y complicidad con agencias de inteligencia del Ministerio del Interior en el espionaje telefónico y en el hackeo de cuentas en internet. También muchos se quejan de sus desajustadas tarifas y deficientes servicios en la telefonía móvil y nauta.

Las siglas de ETECSA son conocidas de forma popular con el slogan: “Empresa Te Establece Comunicaciones Sin Apuro”; como es la única en su tipo en el país, todo el mundo se ve en la necesidad de acudir a ella a pesar de sus deficientes y caros servicios.


Artemisa, 18 de enero del 2018.

 

    

miércoles, 17 de enero de 2018

LOS FÓSFOROS DE HOY

Por: Dagoberto Martínez Martínez

Teléfono 48 794454


Hubo tristeza para los cubanos, después de escuchar la noticia sobe los sucesos ocurridos en el municipio de Remedios durante sus famosas Parrandas, en las que resultaron más de 20 personas heridas por los fuegos artificiales. Un accidente que al parecer pudo evitarse.

Es sabido que hay peligro en estos voladores que se usan en estas celebraciones; sin embargo, la producción nacional de fósforos ha “logrado” que este pequeño artículo incendiario, no sea ya un peligro, a pesar de que al dorso de la caja esté plasmado: “Mantener alejado del alcance de los niños”.

Es contradictorio, pero la realidad es que la pésima calidad que tienen los fósforos en la mayoría de los casos hace que no se enciendan. En una caja con unas 70 unidades, se podrá encontrar como promedio un 2% que sirva para ser usado.

Son muchas las deficiencias que presenta este producto de gran demanda en el mercado, las más frecuentes son: las cajas pegadas, fósforos sin cabeza otros que no se rallan, la lija de las cajas no está preparada para la cantidad de unidades que trae, cuando se logran pasar por ella 5 o 6, ya no sirve.

Fara Chala Acosta, de 74 años de edad, es mi suegra, ella es fumadora de tabaco hace más de 60 años, se queja de manera constante, del tiempo que hace que no ha encontrado una caja de fósforo que le pueda rallar la totalidad de los fósforos, por su mala calidad.


Criterios como este son muchos los que abundan dentro de nuestra sociedad; se podría pensar que usar fosforeras sería una alternativa, sin embargo, las venden a seis pesos moneda nacional (cup) o cincuenta centavos de cuc, y también su calidad es mala, solo sirven para encender varias veces y después hay que botarlas, porque no tienen ni arreglo.

Los productos que se ofertan en las tiendas del país, son lo que se conoce como pacotilla barata, que existe en los mercados internacionales; y los producidos aquí, como es el caso de los fósforos, no tienen la calidad requerida. Es como si la sociedad tuviera que adaptarse a cualquier “basura”.

Como una anécdota graciosa, está lo que dijo un señor en la parada de un ómnibus cuando trataba de encender su cigarro con unos fósforos que no se lo permitían: “Suerte que no estoy pensando en darle candela a la ciudad de Bayamo, porque me demoraría años en tratar de encontrar fósforos que sirvieran”.


16 de enero de 2018.

CANSADO DE PROMESAS

Por: Dr. Santiago Emilio Márquez Fría

Teléfono:23574953


Si se adentra por las comunidades situadas en el municipio de Manzanillo, en la provincia Granma, se dará cuenta del deterioro existente en las viviendas de sus pobladores, afectados por varios huracanes que han pasado; en su gran mayoría, solo han recibido la falsa promesa de una ayuda que no ha llegado.


Resalta la destrucción de sus calles de tierra que nunca han sido asfaltadas durante los años que lleva el régimen en el poder; pero también el rápido envejecimiento y deterioro de su población, por tanta pobreza y desamparo; todo ello hace recordar las comunidades primitivas de antaño.


Luisa Núñez Soa es vecina del kilómetro uno de “El Recreo”, carretera de Cayo Espino y pensó que, a sus 64 años de edad, iba a tener cubierta sus necesidades básicas y su vejez la iba a transitar sentada y tranquila; pero fue atrapada por las enfermedades que se han ido sumando una a una: glaucoma, desprendimiento de la retina, hipertiroidismo, hipertensión arterial y artrosis generalizada. ella posee el certificado que avala estas enfermedades que la han convertido en una impedida física.


Fue visitada por la delegada del Poder Popular de su circunscripción, de nombre María Antonia, junto a un militante del Partido de apellido Ponce -al otro día de pasar el huracán Irma- para observar las afectaciones que le habían provocado al techo de su vivienda los fuertes vientos.


Le informaron que se iban a reunir para analizar los materiales a entregar y que en un espacio de cinco días le proporcionarían los recursos necesarios para la reparación de su casa, para lo cual tenía que tener preparados sus documentos de propiedad y sus certificados médicos. Pero nunca volvieron, tampoco se le ha otorgado una chequera por parte de seguridad social, lo que implica que no ha recibido ayuda económica, ni de materiales de construcción.


Su esposo nombrado Primitivo Saavedra Tamayo de setenta años de edad, trabajaba antes en la Empresa de Desarrollo de Edificaciones Sociales y Agropecuarias conocida como DESA, se enfermó y pasó por la comisión medica, luego fue enviado a asistencia social, le proporcionaron una ayuda de 76 pesos cubanos (cup), equivalente a 3.04 US dólar, luego le aumentaron a 158 pesos –que representan 6.32 US dólar- y en el año 2002 se la retiraron y nunca más la ha recibido.


Primitivo visitó el Ministerio de Trabajo y le informaron que tenía que contratar los servicios de un abogado para que le localizaran en el municipio de Bayamo el expediente; pero no tenía dinero para estos trámites, que conllevan incluso trasladarse a la capital provincial, y todavía sufre de estos errores, porque nunca le han podido entregar una chequera.


Ernestina Núñez Soa de setenta años de edad y hermana de Luisa, vive a cuatro casas de ella y también el huracán Irma le daño su vivienda y cuando llueve con fuerza, debe ser evacuada pues el evento climatológico le llevo el zinc del techo y provocó derrumbes en el frente de su vivienda.


Con Ernestina la historia se repitió, también fue visitada por la Delegada, sin resolverle hasta el momento su crítica situación.


Esta es la realidad de lo que ha ocurrido en Manzanillo, muchos locales han recibido promesas de solución de los problemas que les ocasionó Irma, pero hasta el momento a sus manos no ha llegado algún recurso que solucione la angustia en que viven.


 


Manzanillo, 16 de enero de 2018


 

martes, 16 de enero de 2018

NI SECOS, NI MOJADOS

Hace poco más de un año hubo una sacudida en la política migratoria entre Cuba y EEUU

Martes, enero 16, 2018 | Martha Beatriz Roque Cabello 



LA HABANA, Cuba.- Después de haber transcurrido un año de la decisión del expresidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, de poner fin a la Directiva Presidencial conocida por todos como “pies secos, pies mojados”, la mayoría de los que quieren emigrar de Cuba han olvidado hasta el rencor que tuvieron contra el que fuera en aquel momento el inquilino de la Casa Blanca.


Las personas que quieren salir de la isla, que sin discusión —incluso para la dictadura— son muchas, están preocupadas en buscar otras formas de emigrar, con alternativas para diferentes países, en particular de América del Sur (aunque cualquiera da lo mismo). Es por eso que, descartada la posibilidad que ofrecía esta opción se han dedicado a encontrar alternativas y ni siquiera se lamentan de que no exista la viabilidad que hubo hasta el año 2016.


Las estadísticas sobre la inmigración ilegal en los Estados Unidos de América ofrecen cifras oficiales que van desde 41 523 personas de nacionalidad cubana que cruzaron la frontera con México en el 2016 hasta solo 15 135 que lo hicieron en 2017, lo que implica que ha habido una disminución del 64%, pero sigue siendo el país preferido para los cubanos.


De igual forma, aunque las detenciones en el mar se han reducido en el pasado año en un 71%, aún algunos cubanos, en particular los jóvenes, realizan la travesía y tratan por todos los medios de burlar los guardacostas americanos; incluso con el conocimiento que tienen de mantenerse escondidos durante un año y un día para poder aspirar a que se les aplique la Ley de Ajuste Cubano, o como alternativa solicitar un juicio de asilo político en detención, que se pierden en la mayoría de los casos e implican la posibilidad de deportación, aunque cabría señalar que Cuba se ha negado a recibir más de 37 mil ciudadanos que tienen orden de deportación en Estados Unidos de América.


Y es que, transcurriendo el año 60 de la gerontocracia en el poder, sin ningún cambio en la situación política, económica y social en el país, las personas insisten en buscar un futuro fuera de la isla, para lo cual es muy difícil explorar las vías legales; máxime en estos momentos en que, producto de los ataques de algún tipo, a diplomáticos estadounidenses en Cuba que les han causado severas afectaciones de salud, el Gobierno de ese país ha decidido cerrar —casi de forma total— sus actividades consulares.


Esto ha contribuido a crear una olla de presión dentro de la isla, situación que resulta incómoda para la dictadura y que sabe no resolverá hasta tanto no se llegue a una solución en el diferendo diplomático sobre las personas afectadas.


Como acostumbramos a decir, la pelota está del otro lado de la cancha; pero el régimen nos ha adaptado a ver como repite una y otra vez los mismos métodos y palabras, es por eso que el periódico Granma (Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba) en su edición del viernes 12 de enero, cuando se cumplía el año del último acuerdo migratorio, emitió un suplemento especial que tituló: “El camino para una migración ordenada y segura”.


Plantea el rotativo que la política migratoria se ha usado como un arma contra la Revolución y que ha causado la muerte de personas inocentes, así como que ha dañado a los pueblos estadounidense y cubano. Sin embargo, analiza como algo “normal” que no fue hasta el 14 de enero de 2013 que los cubanos tuvieron la oportunidad de viajar al exterior, sin necesidad de tener una “tarjeta blanca” de autorización, comparable con la carta de libertad de los esclavos. Y cómo también los emigrantes legales debían entregar todo lo que les pertenecía al Estado, hubo un momento que debían hasta abandonar sus viviendas con quince días de anticipación a su salida. Ejemplos hay muchos, y recuerdos desagradables también.


El colmo es que piden se cumplan las 20 mil visas que, según acuerdo bilateral, deben entregarse a los cubanos de forma anual y, como si fuera poco, consideran un obstáculo para la normalización de las relaciones migratorias la permanencia de la Ley de Ajuste


En los últimos días hemos tenido que soportar que la dictadura ponga en las manos del Gobierno de Estados Unidos de América, la responsabilidad de que los cubanos no puedan llevar a cabo la reunificación familiar; pero ni siquiera hace mención a quién los desunió, a cómo se rompió la familia y cuánto se robó; sin dudas hasta el postrero centavo de los que salían del país, desde el mismo inicio del régimen.


No hablan de los más de 50 años de sufrimiento de los nacionales que no podían reencontrarse. Los muertos que no pudieron ser llorados de cerca, los niños que no se conocieron, la cantidad de personas que han querido regresar para visitar a los suyos y no se lo han permitido y tampoco de los que pueden viajar y se les aplica una regulación migratoria.


Para todos es bien conocido que el régimen se defiende echando la culpa al “imperialismo”, con su lenguaje virtual y la manera descarada conque envuelve la mentira para que todos piensen que no pueden ver a sus familiares porque el presidente Trump no se los permite. Es por eso que siempre es necesario hacer un poco de historia.


Es posible que en breve estaremos en presencia de incidentes de cualquier tipo, provocados para inclinar la balanza del lado de la gerontocracia. Por eso es necesario que tanto los cubanos de dentro de la isla, como los del exilio, no le permitamos a la dictadura manipularnos a su antojo y dar una visión distorsionada de esta problemática —al igual que siempre— ante la opinión pública nacional e internacional. En nuestras manos está parar esta propaganda.



CUBA EN RUINAS

Por: María Nélida López Báez

Teléfono: 52437850.

Es deprimente ver personas revolviendo los latones de basuras en busca de comida, lo que ya resulta abusivo para el pueblo de Cuba. Se arrugan los corazones de los que tienen que vivir esta desgracia, inclusive haberla visto en los días de Navidad.

En este invierno los desamparados registran todo, en busca de alguna cobija para resguardarse del frío o de cualquier alimento para llenar el estómago.

Con el decurso de los años, lo que empezó por unos cuantos mendigos en las calles, se ha convertido en miles de personas en toda la isla, carentes de una economía sólida y sobre todo de una vivienda para resguardarse. Aparecen por doquier, mal vestidos, con escasas ropas y siendo la viva estampa de la desgracia social a la que está condenado nuestro pueblo.

Pero lo más triste es que van a refugiarse en el alcohol, se convierten en dependientes de esta bebida y el poco dinero que consiguen, ya sea por limosnas o porque logren hacer algún trabajo particular, (los contrata la gente para transportar cosas de un lado a otro), lo utilizan en comprar ron.

En mi presencia, una señora del municipio de Centro Habana, el último día del año, bajó de su casa y les dio a dos mendigos que estaban revolviendo los latones, un platico plástico con un poco de arroz, pollo en salsa y tomate de ensalada. ¡Qué alegría para los tres! Ellos por sentirse alimentados y con mucha suerte y la buena dama por servir al prójimo.

Pero las personas sin techo buscan en los latones de basuras, porque comenzaron el año colmados y desbordados, durante cinco días en la mayoría de las calles del municipio Centro Habana, no se recogió la basura. Vecinos de varios lugares, hicieron llamadas a la Dirección de Comunales del Poder Popular, sin conseguir respuesta alguna. Tres personas locales que se pusieron de acuerdo se personaron en las oficinas de esta entidad, ubicadas en la calle Galiano, para quejarse que no soportaban el mal olor, porque al parecer había incluso un perro muerto; entonces fue que se decidieron a llevar un camión para limpiar lo que estaba regado de basura y recoger los latones.

El resultado de toda esta despreocupación, son las epidemias, contaminaciones y otros problemas de salud, en una isla donde no hay medicamentos, y que en estos momentos tiene una atención en los centros de Salud Pública, que puede calificarse de nefasta, debido entre otros aspectos, a la carencia de profesionales, tanto médicos como enfermeros y laboratoristas, por los programas de asistencia que tiene el régimen en otros países, pero después resulta fácil echarle la culpa al “bloqueo”.

 La Habana, 16 de enero de 2017                                  

sábado, 13 de enero de 2018

FIN DE AÑO SANGRIENTO

Por: Jorge Bello Domínguez

Teléfono: 53353648

 

Para los habitantes de la comunidad güireña, el último mes del año 2017, terminó de manera desfavorable; la ocurrencia de dos asesinatos y varias tragedias sangrientas empañaron lo que se supondría fuesen días de celebración y festividad ciudadana por el advenimiento del nuevo año.

 

Esto es una muestra que los índices de criminalidad por motivos violentos en el municipio artemiseño Güira de Melena, son elevados. Con apenas días de diferencia fueron varias las trifulcas acontecidas con la presencia de armas blancas y dejando un saldo fatal de varios heridos y dos jóvenes que encontraron la muerte de manera violenta, provocadas con instrumentos perforo cortantes. El primero de ellos recibió varias puñaladas durante una riña bajo los efectos del alcohol; y el segundo, fue aniquilado de manera brutal por un conocido.

 

Una de las víctimas fue Daniel Astre, llamado entre los lugareños por el apodo de “Limón”, natural del oriente del país y radicado en la municipalidad desde hacía ya algún tiempo. Según refieren testigos presenciales en el lugar del hecho, el occiso se encontraba junto a un grupo de ‘‘amistades’’ ingiriendo bebidas alcohólicas y jugando al dominó en el domicilio de un conocido, rutina que estos hombres acostumbraban realizar en las tardes dominicales. Al calor del juego y como detonante del alcohol, se provoca una discusión entre los presentes y Daniel recibió un golpe por la espalda, con una barra de hierro, propinado por uno de los discordantes que devino homicida. Testigos en la escena identificaron al agresor con el nombre de Jesús Larquis Morales, vecino del lugar y con historial delictivo.

Refirieron lo siguiente: ‘‘Cuando Daniel (Limón) reacciona al golpe y ofrece resistencia a su agresor, este último, le dio varias puñaladas por diferentes partes del cuerpo, con un cuchillo que llevaba consigo, hasta dejarlo tirado en la calle tinto en sangre y sin vida’’.

Este hecho lamentable, sucedió en la calle 72 esquina a 87 del reparto urbano conocido –de forma popular- como ‘‘Miriam’’ y a menos de diez metros del domicilio donde reside la Presidenta del Gobierno Municipal, quien fue la encargada de dar parte a las autoridades policiales sin éxito, puesto que vecinos del lugar contaron que el cuerpo sin vida de Daniel estuvo ‘‘tirado’’ en la calle por más de dos horas, debido a la tardanza de la policía en acudir al llamado; a pesar de estar la sede policial a pocas cuadras de la escena del crimen.

Otra tragedia homicida de índole brutal aconteció en un caserío rural en las proximidades limítrofes que dividen a San Antonio de los Baños y Güira de Melena, ambos municipios de la provincia de Artemisa. El sitio es conocido como ‘‘El Cortijo’’. El lugar donde sucedió el horrendo asesinato, se encuentra próximo a “Victoria de Angola”, una antigua escuela de enseñanza preuniversitaria, trasformada hace varios años en un centro de internamiento para personas privadas de libertad con el régimen de trabajo correccional.

Cuentan vecinos del lugar -que prefieren no divulgar sus identidades y que fueron bien discretos en la información suministrada para esta noticia- que la víctima era conocido por el apodo de ‘‘Nandy’’ y, al igual que su victimario, había venido del oriente del país, en busca de oportunidades y mejores condiciones económicas.

Tenían un vínculo de amistad -según manifestaron conocidos- entre ambos que a simple vista parecía ser bastante bueno. Las fuentes relataron que el móvil del asesinato tuvo que ver con una deuda de dinero que el occiso contrajo con el victimario, siendo Daniel quien se negó a pagar lo adeudado, luego de una acalorada discusión entre ellos.

El agraviado, aprovechando lo apartado del sitio y la tupida vegetación existente en el lugar donde ambos se encontraban, decidió ultimar al interlocutor y con ello cometer el abominable crimen. Horas más tarde se entregó a las autoridades en la Unidad Policial del municipio San Antonio de los Baños, que fueron al lugar donde se encontraba el cadáver.

Durante las pesquisas, una fuente cedió a este comunicador un material filmográfico donde se muestra el cuerpo sin vida de Nandy ensangrentado y con escalofriantes perforaciones en el cuerpo sobre una camilla del policlínico local.

Como si esto fuera poco, se conoció también sobre otro hecho de naturaleza violenta, en ese término de tiempo, al ciudadano identificado como Lázaro Martínez Coro, con dirección en calle 82 y final del municipio Güira de Melena, le propinaron varios machetazos, con alto riesgo para su vida, durante una trifulca colectiva en una cantina donde expenden bebidas alcohólicas.

Todo lo anterior trajo dolor y desgracia a las familias, a los amigos e incluso a la población que miró los hechos con horror, en una época que debería ser de festividad, armonía y paz en la comunidad.

Artemisa, 13 de enero de 2018.

PROMESAS Y MÁS PROMESAS

La Red Cubana de Comunicadores Comunitarios quiere dar a conocer la inquietud de los vecinos de la Avenida 61 entre 232 y 240, zona conocida como “La Línea”, en el Reparto 5 Palmas, municipio La Lisa, en la capital, por la afectación que tiene debido a una zanja donde desaguan aguas albañales.

Varias familias de la localidad comunicaron al disidente Ricardo Luna Rodríguez, su preocupación por los niños que viven en la zona y la cercanía con la que juegan de esta zanja maloliente, de donde pueden contagiarse con diferentes enfermedades.

Según explicó una de las afectadas, el gobierno prometió ayudarlos, tirarles calles, al igual que la zona militar que tienen al fondo que posee mejores condiciones y no han hecho nada, al igual que otros grupos sociales, todo se ha quedado en la promesa.

 

La Habana, 11 de enero de 2018    

EL AÑO NUEVO Y LA RELIGIÓN 

Por: María Nélida López Báez

Teléfono: 52437850.


En el sincretismo criollo, Eleguá es el orisha -según los yorubas- dueño de las encrucijadas, abre y cierra los caminos, concede dinerito, lleva y trae matrimonios; o sea que tiene unos cuantos poderes. Eleguá es un niño y un viejo a la vez, portero de las casas religiosas, lo concilian con el Niño de Atocha, por eso se le ofrendan caramelos, dulces, frutas, merengues, pitos, juguetes; pero también aguardiente, miel de abeja, tres pollos, un chivo mamón, en fin, es un gran comelón.

Según cuentan las leyendas africanas nació como un coco, se fue secando y con los años la mano del hombre lo convirtió en una piedra con veintiún caminos. (Cualquier similitud con otra piedra, es cosa de imaginación). Su nombre significa “el mensajero príncipe” y es el primer santo que se recibe cuando alguna persona se inicia en la religión.

Este año es la deidad regente, acompañada por Yemayá, que es la dueña de los mares, tiene que ver con las mujeres embarazadas, como la madre de la religión por sabia y poderosa, sus ofrendas son: flores frescas, chicharritas de plátano, frutas, carnero, gallo, pato, melado de caña, y vino seco. Se sincretiza con Nuestra Señora de la Virgen de Regla.

Esta religión o mezcla de tradiciones religiosas se ha expandido mucho por la isla; los cubanos creyentes e incluso algunos que no lo son, leen la letra del año y se la pasan entre sí, al parecer con la esperanza que sea un año de mejor futuro para la familia, porque siempre se ha visto que hay una esperanza de mejorar la calidad de vida acudiendo a la fe.

Las personas en la calle comentan, sobre todo, lo relativo a los cambios que anuncia la letra; pero lo que más ha impactado es el hecho de que siendo Eleguá el dueño de los caminos, quien abre y cierra las puertas; así como Yemayá la dueña de los mares, les está indicando a muchos que podrán irse al exilio por el mar, y es que la gente les da a estos signos sus propias interpretaciones.

Habría que recordar que, dentro de las costumbres más vinculadas a recibir el nuevo año con esperanzas, están: tirar un cubo de agua para la calle, con el fin de que se lleve lo malo; y dar la vuelta de la manzana con una maleta para poder viajar.

No obstante, según los sacerdotes de la Regla de Ifá, (Ifá hace referencia al Dios de la adivinación) conocidos como babalawos, es un año bueno y mucho más fresco que el anterior; lo que no coincide en lo absoluto, con lo que dijo el vicepresidente cubano Miguel Díaz Canel.

Hasta el momento, ningún “padrino” ha logrado liberar al pueblo cubano de los 60 años de maldición que ha tenido, esperemos que en el 2018 se pueda hacer algún “ebbó” (ofrenda, trabajo mágico) que lleve a los sufridos cubanos a la felicidad, con un fuerte “maferefun” (bendición).

 

La Habana, 11 de enero de 2018

 

REPRESIÓN SOCIAL PARA TERMINAR EL AÑO

Por: Dagoberto Martínez Martínez

Teléfono 48 794454

 

El día 22 de diciembre del pasado año, nuestro Consejo Popular amaneció bajo un fuerte operativo de la Policía Nacional Revolucionaria, contra supuestos delitos de acaparamiento en las cosas con las consiguientes detenciones, registros y allanamientos.

Al frente de este operativo se encontraba un Teniente con el número de chapilla 11777, del cual se desconoce su nombre, pero sí que los objetivos eran todas aquellas personas que entraran al pueblo en busca de adquirir algunos de los productos del mar, para este fin de año.

Desde muy temprano en la madrugada, ya se sentían los carros patrullas, motos y otros medios técnicos, en función de este gran operativo que paró en La Coloma, municipio de Pinar del Río, todos los negocios de la bolsa negra.

Lo más lamentable de todos estos episodios es que se sabe –sin lugar a dudad- que las personas que más negocios ilícitos tienen son: las que trabajan para la policía; los altos funcionarios de las empresas enclavadas en el Consejo; y como si eso fuera poco, los hijos de los propios funcionarios gubernamentales que poseen incluso varios negocios, algo que no está en los “lineamientos” del Partido Comunista de Cuba.

Como es natural estas personas no son tocadas por la policía en ningún momento, ya que, al igual que se puede ver en los programas televisivos UNO y Tras la Huella, dedicados al trabajo policial del país, son las que mantienen informada a esta fuerza, de todos los supuestos delitos que se cometen en cada territorio.

Aunque no es una justificación para el delito, no se tiene en cuenta por las autoridades locales, que el puerto pesquero de La Coloma, cuenta con escasos centros laborales, y en la mayoría se encuentran sus plantillas cubiertas con personal de toda la provincia, sin quedar plazas vacantes para emplear todos los trabajadores del Consejo que se encuentran sin trabajo, la mayoría de ellos jóvenes.

La Coloma es uno de los pueblos que tiene el fondo habitacional más deteriorado, sin ningún tipo de áreas de diversión, con un alto índice de delitos de agresión, de robos y estafas en los centros de trabajos, salidas del país, además de un grado elevado de miseria.

Esta es la localidad, donde primero llega la muerte que cualquier equipo de emergencia, cuando sucede algún accidente.

Las multas impuestas a las personas que han sido arrestadas son de miles de pesos, sin contar que también les decomisaron toda la mercancía.

No tuvieron cuidado ni precaución al actuar en los lugares donde se encontraban niños o personas con algún padecimiento que comprometiera su estado emocional; sin dudarlo se violaron los derechos más elementales de los pobladores del lugar.


Pinar del Río, 11 de enero de 2018